Cómo ahorrar energía al planchar

Cómo ahorrar energía al planchar

La plancha es un pequeño electrodoméstico que puede suponer un gran consumo eléctrico. Al tener que alcanzar una temperatura tan alta necesitará bastante energía para conseguirlo.

Para eliminar esos consumos energéticos extra toma nota de todos estos consejos para ahorrar energía al planchar. Si los incorporas a tu rutina podrás bajar tu factura de la luz.

Cómo evitar el uso de la plancha

La primera regla para ahorrar energía en el uso de la plancha es no utilizarla. Parecerá algo obvio, pero podrás evitar el planchado de mucha ropa si haces los lavados y secados correctamente.

1. Tiende cuanto antes

No dejes la ropa dentro de la lavadora durante mucho tiempo. Cuando el lavado termina, la ropa permanece húmeda y arrugada, y cuanto más tiempo permanezca así más costará luego eliminar las arrugas.

Controla cuánto tarda el programa de lavado y tiende nada más acabar.

2. Estirar la ropa al tender

Seguramente ya te lo hayan dicho alguna vez pero es así. Tender bien elimina muchas arrugas de la ropa.

Si colocas la ropa estirada en el tendedero evitarás en muchos casos el uso de la plancha. Tardarás un poco más en tender, pero te ahorrarás todo el tiempo de planchado (y el gasto energético que ello conlleva).

3. Utiliza bolas de secadora

¿Utilizas secadora? Entonces es probable que te interesen las bolas de secadora. Se trata de unas bolas que se meten junto a la ropa y que ayudan a secar mejor las prendas.

Al moverse dentro del tambor están constantemente empujando a la ropa, ayudando así a que el aire pase mejor entre las prendas.

Además, tienen la ventaja de que también dejan la ropa más lisa. No saldrán las prendas completamente planchadas pero tendrán menos arrugas que de normal.

Cómo ahorrar energía con la plancha

Cuando estás utilizando la plancha cada minuto cuenta. Con estas recomendaciones podrás disminuir el tiempo de uso de tu plancha.

4. Junta ropa para planchar

Debes evitar encender la plancha para una o dos prendas. Buena parte del consumo energético de una plancha pasa por alcanzar la temperatura deseada, por lo que cuanto más planches mejor.

Acumula toda la ropa que puedas y dedica un rato a planchar todo seguido. Así el gasto energético por prenda será menor.

5. Empieza por las prendas más fáciles

Las prendas con menos arrugas y más fáciles de planchar deberán ir al principio. Así podrás empezar a planchar antes de que la plancha alcance la temperatura. Al ser ropa más fácil no necesitará tanto calor para eliminar las arrugas.

Si te siguen sobrando prendas fáciles de planchar puedes dejarlas para usar el calor residual. Desenchufa la plancha y aprovecha esos últimos momentos de calor para estas prendas.

6. No dejes la plancha encendida

¿Te vas a ausentar 5 minutos? Entonces apaga la plancha. No por mantenerla caliente va a consumir menos. Siempre será menor el gasto energético de volver a calentarse que el de mantener la temperatura.

También es una recomendación de seguridad. Nunca sabes lo que va a pasar en el cuarto de planchado durante tu ausencia ni si te va a surgir algún imprevisto mientras estás haciendo otra cosa.

7. Plancha cuando la ropa todavía está un poco húmeda

Puedes comenzar a planchar la ropa cuando todavía no está seca del todo. Si mantiene un poco de humedad te será más fácil eliminar las arrugas.

De esta manera no tendrás que hacer varias pasadas por la misma zona de la prenda. Tardarás menos, por lo que gastarás menos energía.

Cuál es el consumo y potencia de una plancha

Para saber el consumo de tu plancha lo primero que debes mirar es su potencia. Lo normal es que estén entre los 2000 y los 3000 W, pero puede tener un valor menor o superior a ese rango.

Para calcular el gasto energético vamos  a tomar como ejemplo una plancha de 2600 W.

El funcionamiento es el siguiente:

  • Fase de calentado: cuando conectas la plancha. La potencia consumida será máxima y constante hasta que alcance la temperatura establecida.
  • Fase de plancha: el tiempo que pasas planchando la ropa. Para mantener la temperatura hará encendidos y apagados, por lo que la potencia será máxima durante intervalos intermitentes.
Fase Tiempo de encendido
Calentado 100 %
Plancha 50 %*

* Dependerá de la temperatura a la que pongas la plancha.

Con estos datos puedes calcular el consumo energético. Si planchas durante 30 minutos podrás estimar lo siguiente:

2600 W x 0,5 horas x 50 % = 650 Wh (0,65 kWh)

A esto habría que sumarle la energía de la fase de calentado. Vamos a suponer que tarda 3 minutos en calentarse:

2600 W x 0,05 horas x 100 % = 130 Wh (0,12 kWh)

El consumo total del uso de la plancha durante esa media hora será de 780 Wh.

No obstante esto es muy aproximado. Dependerá de la potencia de tu plancha y de la temperatura de planchado que elijas.

Para saberlo con exactitud deberás utilizar un medidor de consumo energético. Podrás conectar la plancha y calculará la energía consumida exacta durante todo el tiempo de planchado.

Pero para hacerte una idea aproximada con estos cálculos te servirá.

Cómo ahorrar energía al planchar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba